Cuestión de Salud

La semana pasada una de mis compañeras de trabajo tuvo que se operada de apendicitis después de presentar dolor abdominal y otras cosas que desconozco, el punto del asunto es que la operación se llevó a cabo en un CDI (Misión Barrio Adentro 2); al respecto debo confesar que mi primera impresión fue pegar el grito en el cielo, porque no entendía por qué no haber ido a una clínica o por lo menos a un hospital grande, sin embargo después de haber visto las instalaciones del lugar, debo decir con bastante alivio que se trataba de una especie de ambulatorio con todas sus comodidades, muy bien cuidado e higiénico (aunque nunca pensé que fuera lugar adecuado para una intervención quirúrgica porque no es a lo que uno está acostumbrado), mi amiga por su parte, salió muy bien de su operación y se encuentra cumpliendo el reposo respectivo.

¿Por qué este post? pues bien, porque la situación me ha llevado a reflexionar algunas cosas que expongo de seguida:

  1. Si bien sigo sin comprender por qué se invierte tanto dinero en Barrio Adentro y no se mejora la condición de los hospitales, hay que reconocer que en este caso en particular la inversión no pareciera haberse perdido, por el contrario pareciera dar sus frutos.
  2. En mi trabajo he comprendido que así como hay mucha corrupción en este gobierno, no todo es tan fácil como yo misma lo veía hace 8 meses, la situación es más complicada de lo que parece, porque muchos de los hospitales, al igual que la mayoría de las instituciones del país, no se arreglan con dinero sino con un cambio de mentalidad (cosa para dificil). Esto lo digo, porque he comprobado directamente como se envían insumos a los hospitales que misteriosamente desaparecen, he comprobado como los hospitales rechazan dotaciones porque supuestamente están abarrotados de medicamentos o por excusas tan simples como “ya es muy tarde, imagínate a las 2 de la tarde no puedo recibir dotaciones” (Sí yo también me asombré demasiado al escuchar esto.
  3. Las clínicas como sistema privado de salud funcionan de maravilla y yo por lo menos no vacilo en pagar lo que sea cuando de salud se trata, pero el costo de la salud en las mismas es demasiado elevado y no comprendo por qué, fijense: Cuando me colocaron el yeso, el mismo costó 800 mil bolívares, de los cuales 100 eran por el derecho a emergencias, 300 por honorarios profesionales y el resto por materiales y otras cosas. Ahora bien, comprendo el derecho a emergencias y el derecho que tiene el médico a cobrar el salario digno que no encuentra en una institución pública, pero lo que nunca comprendí fue el costo de los materiales y precisamente porque en mi trabajo se acababan de comprar vendas, watas, yeso y otros insumos, razón por la cual sabía perfectamente que utilizando los mejores materiales el costo de los mismos no podía exceder de 50 mil bolívares.

Pero las reflexiones continúan porque todo esto me lleva a pensar que lo de las clínicas que es un gran negocio puede eliminarse con las correctas políticas de Estado que no han llegado, porque así como ese CDI en que operaron a mi amiga se encontraba en perfectas condiciones, así mismo podrían encontrarse los hospitales y es apenas lógico que el médico que dedica toda su vida a estudiar y a servir a los demás reciba en las instituciones públicas un salario igual o mejor que en las instalaciones privadas, pero lamentablemente las clínicas son un mal necesario en un país en el cual el sistema de salud no da respuestas apropiadas, eficaces y suficientes a su población. Pero ojo, quiero recordarles una vez más que en casos como algunos que yo conozco y estoy segura de que así habrán muchos más, hay lugares en los que se trabaja incansablemente para proporcionar salud a los pacientes de nuestro país, lo triste del caso es que a veces nosotros los que sí queremos que las cosas funciones nos vemos atados de manos y terminamos sintiendo, casi inevitablemente que estamos harando en el mar.

Finalmente, y ya para cerrar debo decir que todo el asunto de la operación de mi amiga no hizo sino confirmarme algo que siempre he dicho: no estoy con el gobierno, pero tampoco puedo estar con los partidos tradicionales, porque para mi (y esta es una opinión muy personal), Chavez no es sino el producto de la desidia de éstos y este caso es un claro ejemplo de ello, puede que los hospitales en muchos casos no sirvan, pero la gente del barrio que obtiene una atención médica rápida y cerca de su casa mediante la misión Barrio Adentro, no va a detenerse a pensar en detalles como la nacionalidad del médico o el sistema nacional de salud, simplemente va a sentir que se le ha dado una respuesta y que el gobierno realmente se preocupa por ellos; sea esto cierto o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: