Guardando las apariencias

Fin de la tarde. Un ginecólogo aguarda su última paciente que no llega. Despues de 45 min, suponiendo que ya no vendrá… resuelve tomarse un gin tonic para relajarse antes de volver a su casa. Se instala confortablemente en un sillón; comienza a leer el diario cuando suena el timbre. Era su paciente que llega apurada y pide disculpas por el atraso.
– “No tiene importancia“, responde el médico.
Estaba tomando un gin tonic esperando para irme a casa, quiere uno para relajarse?” – “Acepto con gusto“… – responde la paciente aliviada.
El le sirve una copa y se sienta frente a ella para conversar.
De repente se escucha una llave que abre la puerta del consultorio. El médico sobresaltado se levanta y dice:
– “Es mi mujer!!!…. Rápido !… Subase la falda y abra las piernas !!”….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: