Naranja Mecánica

Ayer me ví por enésima vez esta espectacular película que es una gran adaptación de Stanley Kubrick, no puedo sino recomendársela para que la disfruten porque es excelente, algunos nunca la entendieron y quienes la entendieron coinciden en esta afición…simplemente les dejo lo que encontré de ella vía Wikipedia:
Ambientada en la Inglaterra del futuro, 1995, vista desde 1965, la película sigue la vida de un joven de dieciocho años llamado Alex DeLarge (McDowell) cuyos placeres son la música clásica (especialmente Beethoven), la violación y la ultraviolencia. Él es lider de una pequeña pandilla de gamberros, a los cuales se refiere como “drugos”. Alex narra la mayoría del filme en “Nadsat”, el argot contemporáneo que comprime el Eslávico (especialmente el Ruso) con el Inglés y el Cockney. Alex es irreverente y abusa de los demás; miente a sus padres para no ir a la escuela; en su cama tiene un cubrecama cubierto con senos de goma, un caro reproductor, una boa llamada “Basil” y mesita de noche repleta de botines de sus robos.
Después de faltar a clases, seduce a dos adolescentes en una tienda de discos; a pesar de no reconocer los nombres de sus estrellas favoritas, éste las lleva a su casa y copula con ambas de forma apresurada, al compás de la Apertura de William Tell.
Eventualmente, Alex es capturado durante un robo, traicionado por sus drugos (uno al que Alex le había cortado la muñeca en respuesta a un reto a su autoridad como lider de la pandilla). Alex es golpeado en la cabeza con una botella llena de leche y es dejado ciego en la escena del crimen. Después de ser arrestado, descubre que la víctima del robo ha muerto; Alex es un asesino, es sentenciado a 14 años en prisión. Después de haber cumplido dos años, se le ofrece la libertad condicional, si se somete al tratamiento
Ludovico, un terapia experimental de aversión, desarrollada por el gobierno como un estrategia para detener el crimen en la sociedad. El tratamiento trata de ser expuesto a formas extremas de violencia a través de una pantalla, como un cine muy violento. Alex es incapaz de apartar la mirada de la pantalla ya que sus ojos son mantenidos abiertos gracias a unos ganchos, también es drogado antes de ver las películas, para que asocie las acciones violentas con el dolor personal.
Así que, el tratamiento Ludovico, lo deja incapaz de ser violento (ni siquiera en defensa propia) y también incapaz de tocar a una mujer desnuda, pero, en un imprevisto efecto secundario, el tratamiento también lo hace incapaz de oír la
Novena Sinfonía de Beethoven (fondo musical de una de las películas).
Sin la capacidad de defenderse, y de ser desahuciado de sus padres (éstos le dejaron su habitación a un huespéd, desechado su estéreo y tesoros y, aparentemente, mataron a Basil), Alex desanimadamente diambula por
Londres, visitando las escenas de sus crímenes. Pronto encuentra a dos de sus antiguos drugos (ahora policías, quienes lo golpean y casi ahogan) y otras viejas víctimas, quienes lo atacan y victimizan.
Alex vaga por los bosques hacia la casa de un escritor cuya esposa había sido golpeada y violada antes en la película. El escritor lo deja entrar antes de descubrir su identidad; luego, droga a Alex y atenta a hacer que se suicide tocando una versión elétronica de la
Novena Sinfonía de Beethoven (Segundo Movimiento). Alex trata de “estirar la pata” saltando por una ventana, pero sobrevive.
Luego de una larga recuperación en el hospital, Alex parece ser el de antes. En el hospital, el Ministro de Interiores (quien antes había seleccionado a Alex personalmente para el Tratamiento Ludovico) visita a Alex, disculpandose por los efectos del tratamiento, diciendo que sólo seguía las recomendaciones de su equipo. Ésta comienza seduciendo políticamente a éste, al presentarle un enorme estéreo reproduciendo el final de la
Novena Sinfonía (Cuarto Movimiento).
El gobierno le ofrece a Alex un trabajo si acepta a apoyar la elección del partido político (Conservador), cuya imagen pública se vió seriamente dañada por el intento de suicidio de Alex. Anticipando su regreso al estrago, Alex narra el final de la película: “Fuí curado, todo bien…”, durante la fantasía surreal de él mismo de copular con una mujer en la nieve, rodeado por lo damas y caballeros victorianos aplaudiendole, mientras se puede escuchar el final de la Novena Sinfonía de Beethoven al fondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: