Alucinación

Pobre y triste espacio éste, oscuro, lúgubre, quejumbroso, lleno de pequeños huecos de vida enferma, bacterias y virus de serpientes mudas pero llenas de lenguas.Eternas voces cantan un himno nupcial a las tardes tristes en este cuarto cuando desapareces.
Bodas de sangre y sal, lágrimas y venas colgantes, que se lanzan a respirar mi tristeza cuando tú te vas.Amanece entonces, entre tus limitaciones y mis complejos, entre mis labios y tu pelvis extensa. Llamas de éxtasis cubren mis tristezas cuando llegas a tumbarte en mi piel, me cubres como un manto de estrellas al que me aferro como un imán salvador que me rescata del ahogo. Demencia infinita ésta, como el efecto de mil hongos alucinógeno que invaden mi torrente sanguíneo, cuando por casualidad, pasión o sumple caridad, se acercan a mis ojos tus pupilas cortantes y tu crespa cabellera se enreda en mis piernas con la fuerza de mil nudos de marineros, tomas de mi respiración sueños, sentidos, a tu antojo te apoderas de todo cuanto dicta tu capricho, sólo para retirarte luego como el sol con la llegada de la noche o el mar de la arena cuando baja la marea.
LYCETTE SCOTT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: