Dudas e inseguridades

Tu cuerpo, perfección natural encerrada en un momento,
llanos, colinas, vastos terrenos húmedos,
siento la asfixia que sostiene tu placer en mis brazos,
te rozo, te recorro, paso mi mano por entre tus lugares privados,
siento el calor de tu beso, el sollozo de tu culpabilidad,
perfección de antiguo edificio europeo,
tienes sus años y el mundo están en tí,
despierta en mis manos, me llama,
para que viva, que renazcan mis dudas,
que la lluvia de tus lágrimas moje mis mejillas,
quiero lamerlas, saborearlas, conocer tu salinidad,
curvas de carretera vieja, desgastada y perfecta.
Cuánto tiempo se perdió en tu mirada lejana,
por qué me haces renacer insegura de mi misma,
segura de que tú estás en las notas de una canción,
en los versos del poema que nunca escribí,
llévame como el amo al perro, para yo caminar a tu lado
con la fidelidad de quien encuentra al amante perfecto,
hazme de tí, borra mis inseguridades, ayúdame a descubrirme,
porque ya me siento como en un manicomio
caminando entre gentes cuerdas,
prefiero la soledad última y abismal de la urna
a seguir por esta situación sufriendo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: