Feliz cumpleaños mami:

Nací desde el fondo de la humedad de tu vientre,
tu amor me alimentó para darme paz y vida
durante lo que quizás fueron mis mejores horas,
me formé de tí, me alimenté con tu sangre,
crecí desde tus latidos, aprendí desde adentro.
Cuando llegó mi tiempo, justo, exacto y preciso,
nací desde adentro para ver la luz nocturna de mayo,
ya desde antes supiste cobijarme en ti unterior
y en su momento me expulsaste a las arenas del mundo.
Con amor y paciencia cuidaste mis fiebres,
mis llantos, mis asfixias, mis protestas,
supiste guiarme en cada paso,
iluminándome el camino y me dejaste recorrelo sola,
no necesité un padre porque tú fuiste dos de ellos para mí,
suficiente, completa y mucho más,
me has llevado tomándome de la mano sin contacto,
sin presiones, supiste caminar detrás de mi para aguantarme la caída
y aquí estoy yo con fuerzas renovadas,
escribiendo este poema a la única madre que he conocido
y al padre que no tuve y nunca perdí,
cada día amando más a mi más preciado tesoro,
mis perlas, mi esmeralda,
queriéndote a tí: Libertad.
Lycette Scott

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: