Impresiones finales

Luego de que publiqué el post anterior, que fue corto y sencillo porque estaba realmente cansada me quedé pensando en otras cosas que me gustaría compartir con ustedes: Me pareció muy mal que aparecieran y figuraran los dirigentes políticos de la oposición (como siempre), que se fueran algunos, salvo los de primero justicia, identificados con camisas y gorras de sus partidos, es verdad estamos en un país libre y democrático pero de una u otra forma terminaron politizando la vaina, que desagradable de verdad.
Me disgustó enormemente que Globovisión le diera amplia cobertura a las delcaraciones de los dirigentes políticos ¿por qué? PORQUE NO ERA UNA PROTESTA POLÍTICA.
Insisto en que me encantó la iniciativa, pero me habría gustado más que por primera vez entendiéramos que somos un mismo pueblo afectado por los mismos problemas y que no se separara la capital en manifestación oficialista y manifestación de oposición, que fue lo que sucedió al final, sé que es un poco utópico pero habría sido genial que si la violencia nos afecta a todos, hubiesemos marchado todos o nos hubiésemos acostado todos, porque somos un mismo pueblo con diferentes ideas y preferencias, y gracias a dios por eso, porque mientras haya diversidad hay democracia.
El fondo musical durante los quince minutos que estuvimos acostados causó un gran impacto en mi, creo que es algo que jamás olvidaré, me conmovió hasta las lágrimas y no era para menos, porque sonaban voces de personas contado de sus familiares, conocidos y amigos muertos, me impactó una en la que contaban de una boda algo así: “llegaron los asaltantes, dos muchachos que no tendrían 20 años y mientras empuñaban sus armas, pasaban cantando tin-marín-de do pingué”, que impresión TAN GRANDE me pareció horrible la imagen que se produjo en mi mente al escuchar eso. El fondo musical no podía ser más apropiado durante la acostada tuvimos la oportunidad de escuchar dos grandes piezas: Desapariciones de Rubén Blades y La vida no vale nada de Pablo Milanés, si no han tenido el placer de escucharlas les invito a por lo menos hacer click sobre los respectivos nombres para que entiendan por qué el fondo musical no podía ser más apropiado.
Finalmente les dejo aquí abajo una foto de ciertos marchantes que me impactaron, como podrán ver llevaban en sus manos una urna con un par de zapatos arriba mientras gritaban a coro: Lo mataron por un par de zapatos ¿han analizado hasta dónde hemos llegado que nos matan por algo tan insignificante como un par de zapatos? horrible no, pensar que tu vida puede valer desde 50 hasta 300 mil bolívares. Que triste.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: