La tragedia de los Galgos

El es probablemente una de las razas de perro más hermosas que existen, son delgadísimos pero también muy musculosos y ágiles, son conocidos mundialmente por su habilidad para las carreras. Estos perritos aún en su presentación más pequeña (Galgo Italiano) pueden alcanzar velocidades en carreras hasta de 60km/h, lo cual es una verdadera proeza.
Resulta que en mi costumbre de ver programas educativos me puse a ver un programa sobre esta linda raza de perritos (de los cuales quiero uno italiano y blanco manchado
con gris, por si saben donde lo consigo) descubrí que en el Reino Unido los crían muchísimo, lo cual es lógico porque ellos son oriundos de esa zona del mundo, pero resulta que no todos los galgos alcanzan velocidades suficientes como para ganar carreras caninas, así que los criadores tienen que criarlos en masa (tener hasta 100 camadas anuales) para sacar un par de campeones y, además porque de otra manera el negocio no es productivo, ya que un perro campeón puede valer hasta 50.000$, pero un galgo simple por mucho pedigree (certificado de pureza) que tenga no vale más de 8.000$ en el mejor de los casos; así que los criadores toman sus inmensas camadas y las entrenan para sacar quizás unos 10 perros campeones, mientras los perritos están compitiendo y ganando títulos para sus dueños son tratados a cuerpo de rey: reciben masajes con duchas a presión, comen la mejor comida del mercado, los bañan con agüita caliente para que se les relajen los músculos, etc…Hasta aquí el cuento va bien, la tragedia comienza cuando los perritos pierden competencias, porque en ese caso ya no le son útiles a nadie, ya que generalmente, quienes no son criadores y buscan estos perritos lo hacen para ganar dinero con perros campeones, en ese caso los perritos que perdieron sus habilidades son subastados por cantidades ínfimas de dinero y como hay sobrepoblación (mayormente en Irlanda) muchos de los corredores se quedan fríos en las subastas.
Pues bien, cuando estos perritos se quedan fríos en las subastas
sufren de unas torturas que sólo un GRAN HIJO DE P…. sería capaz de propinarles, porque algunos mueren de hambre, otros mueren literalmente a palos, también algunos son abandonados a su cuenta y sólo quien ha tenido perros sabe cuán dependientes son ellos de nosotros una vez que llegan a nuestras casas, pero lo peor de todo y el motivo de este post, es que los Greyhound que corren con peor suerte son amarrados a las vías del tren y dejados allí para que el mismo les pase por encima aplastándolo, lo peor es que esto es algo tan común en Irlanda que ni siquiera la unión entre el gobierno y las ONG’S que han creado una gran campaña para proteger a estos animalitos y buscarles adoptantes dignos han podido erradicar este problema. Sé que a muchos de mis lectores les impactará esto, sé también que a otros no les importará en lo más mínimo, pero a mí esta situación me ha conmovido hasta las lágrimas porque encuentro horroroso cualquier tipo de tortura y más aún si ésta va dirigida hacia un animalito que no puede defenderse y que va cual corderito llevado de la mano a la muerte por su amo que es el ser de su mayor confianza en este mundo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: