ADIÓS A CELESTE (Mi Abuela)

Estas fotos son de mi abuela Celeste (y yo en la segunda), una de las personas a las que más he querido en mi vida y que desafortunadamente falleció el 27 de abril (miércoles pasado), como ya supondrán ésto me ha dolido mucho, como a todos en mi familia y a muchos de quienes la conocieron, porque bueno “uno no es monedita de oro pa’ caerle bien a todo el mundo”, ustedes saben.
Lo cierto es que coloco esta nota aquí porque siento una necesidad inmensa de compartir esto con alguien, la verdad que nunca había sentido un dolor tan grande, pero como esto no se trata de armar una tragedia porque a ella no le hubiese gustado, voy a echarles el cuento como es y sin tristezas: Mi abuela se casó super joven y tuvo 10 hijos, de los cuales crió a 9 y logró sacarlos adelante a punta de trabajo y fortaleza, tanto así que salieron de una casa de bahareque y terminaron todos siendo unos profesionales de clase media, como si esto fuera poco, les inculcó unos valores excelentes, como ser puntuales, estudiosos, trabajadores y, por encima de todo excelentes en lo que hacían, algo que muchas madres no pueden lograr. Mi abuelita además vivió en la época de Pérez Jiménez (como la de muchos de nosotros) y pasó muchos sustos y preocupaciones porque su marido (mi abuelo) era un comunista empedernido y, gracias a eso vivió muchos allanamientos y malos ratos, pero nada de eso pudo con ella, siempre se levantó y siguió adelante.
Yo particularmente me siento muy triste pero muy tranquila porque sé que ella está descansando, sé que sabe que, por lo menos yo, la quiero mucho y además, tengo mi conciencia muy tranquila de haber estado muy pendiente de ella siempre y no sólo en sus últimos momentos, y el corazón en calma de sentirme una hija más de ella, tanto así que siempre tuve la costumbre de decirle “Mamá” porque eso fue ella para mí, aunque mi mami es excelente madre, pero ella mi abuela era muy especial.
En fin, quiero cerrar esta nota diciéndole como decía el poeta Jaime Sabines “…Yo no quiero elogiarte como acostumbran los arrepentidos porque te quise a tu hora, en el lugar preciso y harto sé lo que fuiste, tan corriente, tan simple, pero me he puesto a llorar como una niña porque te moriste…” y le agrego: ADIOS GORDA, TE QUISE DESDE SIEMPRE Y TE QUERRÉ AÚN MÁS TIEMPO.
P.D: Gracias por esos 5 años de vida que me diste.
Posted by Hello
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: